Avances del nuevo siglo

Avances del nuevo siglo

Las formas han cambiado y para mejor, dibujar un comic de la manera tradicional pasó a un segundo plano. Los dibujantes de comics necesitaban de muchos materiales para crear solamente un boceto, en la actualidad todo  eso se simplificó gracias a la tecnología, ahora solo es necesario un ordenador  y el programa ideal para hacerlo.

Los avances tecnológicos colaboran a que los dibujantes profesionales de historietas tengan sus ilustraciones digitalizadas en sus ordenadores. Esto le imprime una dinámica diferente al proceso de creación, ya que se puede jugar con otras herramientas a las  que antes era difícil acceder.

La tecnología ha ayudado a difundir de distintas maneras el trabajo de los dibujantes de comics. Ellos pueden dar a conocer su trabajo de manera más sencilla y rápida. Con la utilización de la web llegan a nosotros, por medio de ebooks y distintas plataformas historietas realizadas digitalmente desde el momento de su creación.

bocetos

Disfrutar de un comics ahora se puede hacer a través de un ordenador, tablet o del teléfono móvil. Este crecimiento de los webcomics se ve cada día más y de manera acelerada, ya que se piensa para que el lector pueda tener a la mano sus historietas en poco tiempo y todo esto es posible gracias a la inmediatez del Internet.

Las ventajas de estos procesos son muchas, entre ellas se encuentra una que creo debe ser el mayor impulso para seguir creando comics de manera digital y es que el público crece exponencialmente, ya que todos tienen acceso a un tipo de material que antes era exclusivo para un sector por ser específico. Actualmente, la diversidad en cuanto a géneros de comics y público consumidor es muy variada.

tablets comics

Muchas veces ambos formatos (digital y físico) compiten y la ventaja la lleva el digital por la variedad que trae esto. Ampliar el mercado también origina que los dibujantes de comics sean más, ya que son muchos los jóvenes que se atreven a crear sus historietas y distribuirlas digitalmente. Este tipo de acciones hacen que ya no sea exclusivo para un sector, sino que se democratiza un producto que antes le pertenecía a un sector.

La competencia se agudiza gracias a lo digital y las exigencias son cada vez más. El público demanda historias buenas y de calidad, las comparaciones saltan y si no les gusta algo simplemente  cliquean en otro lugar. Las grandes empresas de comics, también, ponen a disposición infinidad de material por la web y de esta manera las personas pueden acceder desde cualquier dispositivo a sus historietas preferidas.

nuevos medios

La industria se pone a la par de los nuevos medios que nacen y se diversifican. Entonces la competencia es un mar donde coexisten múltiples dibujantes profesionales y aquellos que no lo son; estos utilizan las herramientas digitales que tienen a su alcance. Las opciones  sobran y el mercado se amplía a todo público que busca historias reales y que la atrapen desde el primer momento.

Las generaciones más jóvenes seguramente accedieron a los comics digitales y se familiarizaron con el estilo web, los fanáticos más fieles puede ser que conserven los comics en papel, pero ya no es tan común. Las exigencias del público serán más y los creadores pensarán maneras creativas para estar a la par de los avances tecnológicos.